COZUMEL

Uno de los secretos mejor guardados de México se esconde en las aguas que rodean esta pequeña isla, muy cerca de las costas de Playa del Carmen. Como muchos otros sitios del Caribe, la riqueza del mar de Cozumel es muy grande pero aquí, por alguna razón, es más sencillo topársela de frente. Hace falta un par de aletas, un esnórquel y poquísima valentía, pues apenas a unos metros de la costa uno descubre un universo submarino de una belleza espectacular.

Actividades

Sol y Playa

 

Las mejores playas de Cozumel no miran hacia la Riviera Maya, miran de frente al Mar Caribe. Al estar dispuestas al oriente de la isla quedan un poco alejadas del usual punto de arribo, que es la siempre creciente ciudad de San Miguel. Ello no debe amilanarnos, si se renta una scooter tendremos a tiro de piedra Punta Morena, Chen Rio o Playa Bonita. Sin embargo, el verdadero atractivo está bajo las aguas circundantes, pues allí nos espera una multitud de arrecifes, corales y fauna marina. Lleve a la isla bronceador, pero también un visor y un esnórquel.

paisajemarino

   

Arqueología

 

Al lugar que ahora ocupa la Zona Arqueológica de San Gervasio llegaban las diversas peregrinaciones de la península yucateca que pretendían honrar a Ixchel, diosa de la fertilidad. Esas procesiones, por supuesto, eran terrestres y también marítimas, y trazaban sus últimos pasos sobre “caminos blancos” —los famosos sacbés— que entrelazan los diversos conjuntos arquitectónicos del adoratorio. Cozumel también alberga —sobre todo hacia el norte— otros sitios arqueológicos interesantes, pero ningún otro se proyectó de la isla, tan profundamente, por todo el Mayab.

turismo_premium
   

Sitios Naturales

 

El viajero conocedor no visita Cozumel, visita el mar alrededor de la isla. Bajo ese mar se encuentra un paraíso hundido, las 25 formaciones coralinas que se llaman Parque Nacional Arrecifes de Cozumel. La vida animal en sus inmediaciones es igual de fantástica: morenas, barracudas, mantarrayas, tortugas y otra multitud de especies acuáticas. Particularmente impactantes son los arrecifes Colombia, Palancar y Santa Rosa, pues una corriente constante facilita el buceo y magnifica la vida marina. Visitarlos de noche es, de plano, el pináculo de lo intenso.

 

Grupos de Gestión
Agencias de Viajes