MERIDA

Si hay un rincón en México que logró capturar el esplendor europeo de principios del siglo XX, ese lugar es el Paseo Montejo de Mérida. La magnificencia de sus casonas remite a una bonanza que hoy cuesta imaginar. Más allá del esplendor, resultado del auge henequenero, Mérida es una ciudad colonial, rica en tradiciones culturales y de una gastronomía muy particular, con delicias tan originales como los panuchos, los papadzules o el queso relleno.

Actividades

Usos y Costumbres

 

Mérida es espejo y síntesis de las tradiciones yucatecas. La calidez de su gente explota en las fiestas populares, conocidas como las Vaquerías, que se dan en sus barrios cuando la fecha es propicia. Éstas nos regalan, en las mujeres, un espectáculo de coloridos huipiles y rosarios de filigrana, y en los hombres, el blanco de las guayaberas y las alpargatas. Otra ocasión —una tarde de café en alguna plaza— nos permitirá disfrutar de la romántica y trémula canción yucateca. Caminando por la ciudad fíjese en las esquinas, es vieja costumbre meridana ponerle nombre a cada una.

turismo_premium

   

Mercados Tradicionales

 

De todos los mercados tradicionales de la ciudad de Mérida —tales como el Chen Bech, el García Rejón o el San Benito— acaso el más diverso, de cara al visitante, sea el Mercado Lucas de Gálvez. De origen decimonónico y demolido en distintas ocasiones, el mercado conserva a partir de1958 el mismo lugar y en él se encuentra de todo: chiles habaneros, panuchos, papadzules, cochinita, licor de miel, joyería, artesanía y hasta huaraches yucatecos. En el Bazar García Rejón la especialidad son las artesanías y en el San Benito toda suerte se souvenirs para el recuerdo.

paisajemarino
   

Gastronomía

 

En Mérida coincide la enorme tradición gastronómica de Yucatán con el carácter de una ciudad abierta al mundo. De tal suerte es posible acceder tanto a lugares de añeja tradición como a aquellos que se aboquen a re imaginar el paladar yucateco. Así podrá encontrar desde el tradicional papadzule y la cochinita pibil hasta la sopa de venado, pasando por el carpaccio italiano, el kebbe libanés y los cortes de Angus. Comer bien en Mérida es harto sencillo, sólo vaya a casi cualquier lugar, escoja casi cualquier cosa y coma.

   

Arte popular

 

Es casi un pecado ir a Mérida y no volver con algo, sea esto un huipil, una chalina, una hamaca o una guayabera. Todo el universo de la cultura artesanal yucateca lo podrá encontrar en esta ciudad aunque, como en todos lados, hay que buscar con cuidado. Los mejores sitios los podrá encontrar sólo preguntando, en especial las hamacas y las famosísimas guayaberas. Otros artículos destacados son los trabajados en henequén, desde manteles hasta vasijas. La filigrana y el barro también son materia de sus diestros artesanos.

 

Grupos de Gestión
Agencias de Viajes