GUAYMAS

Durango

A sólo 135 kilómetros de Hermosillo está la ciudad y el puerto de Guaymas, famoso por la zona de playa conocida como San Carlos. También Bacochibampo y Miramar son bahías muy visitadas. En esta parte del estado de Sonora se encuentran las montañas y el mar, lo que la convierte en un sitio ideal para relajarse y dejarse asombrar por el paisaje. Sus hoteles son de primer nivel. Tiene dos marinas con espacio para cerca de 800 botes. Vale la pena conocer las iglesias del Sagrado Corazón y San Fernando.

Actividades

Desierto

 

Guaymas se localiza en la región de la Costa del Golfo Central del extenso Desierto de Sonora, que baja por el continente desde la Alta California hasta la mitad del Mar de Cortés. Rondando los 50 grados centígrados, las máximas temperaturas de la ciudad nos recuerdan su condición de cuña entre el desierto y el mar. A 20 minutos de la misma, hacia el ejido San José de Guaymas, podemos visitar el Sahuaral, donde cactus y ciclópeos cardones —de hasta ocho metros de alto— apuntan hacia el sol desde hace quinientos años.

Bicentenario

   

Tesoros de México

 

Casi a la mitad del antiguo Camino Real de Tierra Adentro —yugular de la riqueza novohispana— se alza orgullosa la pétrea ciudad de Durango, la de los hechos de armas y legendarios tesoros. Capital rigurosa y barroca, en sus calles la Casa del Conde del Valle del Súchil, la catedral y sus variados palacios nos indican, apenas, su añeja grandeza de centro minero. Lejos en el tiempo de guerras y haciendas, su nueva vocación industrial y financiera la mantiene vigente como laborioso, bellísimo oasis en la expansiva llanura.

tesoros de méxico

   

Sol y Playa

 

Hoy por hoy Guaymas, como destino de playa, se entiende como sinónimo de San Carlos, pero no siempre fue así. Su tradición marinera le hizo asociarse más con la actividad de puerto de altura ?condición que le permite recibir cruceros? que con la de enclave turístico, aunque eso está cambiando. Todavía celebra su carnaval como lo hacía terminando el siglo XIX y, por supuesto, también tiene playas. La adyacente al casco urbano se llama Miramar y se abre a la bahía de Bacochibampo, cuyos atardeceres de mansas aguas pintan de púrpura el final del día.

Sol y playa

 

Grupos de Gestión
Agencias de Viajes