SAN PEDRO ATOCPAN

No se hizo famoso por ser parte del municipio de Milpa Alta, sino por ser el santuario gastronómico que recibe cada año a la Feria Nacional del Mole. Durante esta celebración los lugareños e invitados festejan la existencia de esta elaborada preparación, pero en específico la del mole local, el almendrado. Durante el festejo se pueden probar todas las recetas posibles y comprarlo para comerlo en casa, disfrutar del palenque y de diferentes espectáculos tradicionales, como los voladores de Papantla.

Actividades

Comunidades

 

Aunque ahora es un barrio más de la descomunal ciudad de México, San Pedro Atocpan conserva esa atmósfera que sólo se encuentra en los pueblos. La inclusión en la urbe no ha mermado su idiosincrasia, de fuerte presencia indígena, que mantiene en la comunidad al náhuatl como lengua viva. Su producto típico, el mole, ha devenido en gran industria desde sus humildes orígenes en los años cincuenta, ya como cooperativa o diversificada como en la actualidad. En San Pedro Atocpan la megalópolis recupera la frescura provinciana sin salir de la ciudad.

turismo_premium

   

Gastronomía

 

San Pedro Atocpan es la capital mundial del mole. Aquí se produce 60 por ciento del mole del país y 90 por ciento del que consume el Distrito Federal. Nueve de cada 10 habitantes de esta comunidad trabajan en la elaboración de la tradicional salsa, misma que requiere hasta 28 ingredientes y que siempre incluye los chiles mulato, pasilla y ancho. Otros platillos tradicionales son los nopales en escabeche, el pan de amaranto y los tamales de frijol, acompañados, por supuesto, con el famoso mole. La especialidad del lugar es el “mole almendrado”, cuya receta es un secreto.

turismo_premium