CACAXTLA

Cacaxtla es un reconocido sitio arqueológico de la zona de Tlaxcala, pero aquí el atractivo, más allá de la arquitectura, se encuentra en la pinturas de sus paredes, unos de los pocos murales prehispánicos que han sobrevivido hasta nuestros días. El reto para los arqueólogos en este sitio ha sido encontrar la manera de preservar las pinturas originales del deterioro natural (la lluvia y el aire por sí solos representan una amenaza) y es por eso que sobre el sitio se han colocado grandes mamparas de metal que lo protegen de la intemperie

Actividades

Arqueología

 

En Tlaxcala, es visita obligada el antiguo señorío olmeca de Cacaxtla por sus pinturas murales que, a contrapelo del tiempo y la naturaleza, conservan sus brillantes colores. Su Gran Basamento, de 200 metros de ancho por 25 de alto, domina la imaginación. Un poco más allá, parte del mismo poderío, predomina el uso ceremonial: se trata de Xochitécatl, con la Pirámide de las Flores, el Edificio de la Serpiente, el Basamento de los Volcanes y el Edificio de la Espiral, todos sorprendetes y todos con una vista inigualable del Valle de Puebla.

turismo_premium

   

Tesoros de México

 

Vestida de barro con matices de rojo, azul, amarillo, negro y blanco, Cacaxtla es uno de los tesoros de México. Se trata de uno de esos sitios en donde uno no puede evitar imaginarse cómo vivían en tiempos lejanos, en este caso los olmecas. Sus característicos pórticos frontales y, sobre todo, los intrincados interiores de sus edificios relatan historias de sacerdotes, y de la hegemonía de los guerreros jaguar armados con puntas de obsidiana que penetraron heroicas a sus enemigos por allá del 400 a. C.

turismo_premium