HUATULCO

Si la idea es quedarse como iguana al sol durante días, cualquier playa mexicana es un buen destino. Pero si el viajero también quiere hacer otras actividades como jugar al golf, recorrer siete bahías diferentes, bucear en las aguas más claras o ver hacer rafting en un río local, el lugar que está buscando es Huatulco. La naturaleza explota en cada rincón de esta costa, la comida, especialmente los mariscos, es fresca y deliciosa, y el ambiente es relajado y bohemio

Actividades

Sitios Naturales

 

Su nombre es una deformación de Cuatolco, que significa “lugar donde pasa el agua”, y resulta atinadísimo porque el agua no pasa una sino nueve veces, pues son nueve las bahías de Huatulco. Y no sólo son nueve, también son hermosas y albergan gaviotas, garzas, pelícanos, corales, delfines, boas y tortugas. Por eso se declaró zona protegida y por eso hay que visitarla, para tirarse en la arena a disfrutar de todo esto. Si logran levantarse, a poco más de una hora están esperando las 30 “cascadas mágicas” de Copaltilla.

turismo_premium

   

Sol y playa

 

Huatulco está considerado un centro turístico de gran nivel por su excelente infraestructura y por su oferta hotelera, culinaria, nocturna y deportiva —buceo, pesca, surf y golf son sólo ejemplos—, pero sobre todo por sus nueve encantadoras bahías y sus 36 —por muchas que parezcan— paradisiacas playas. De pueblo pesquero a resort perfecto, Huatulco cuenta con su propio aeropuerto y satisface a todos los rangos y edades, pero los favoritos de las mayorías son el descanso en la playa y la liberación de tortugas.

turismo_premium