MAZUNTE

El término eco-chic nunca tuvo tanto sentido como en Mazunte. Los diferentes tonos de azul del mar y la selva que cubre los cerros son el escenario perfecto para las elegantes y pequeñas cabañas o los diferentes restaurantitos de gastronomía mexicana y francesa que sirven la mejor comida de la zona. Además de descansar al sol, es posible ver desovar tortugas en el Centro Mexicano de la Tortuga, visitar la comunidad de Ventanilla o dejar los prejuicios y complejos a un lado y pasar un día en la playa Zipolite.

Actividades

Sitios Naturales

 

Al pie de los cerros tapizados de selva baja, Mazunte tiene aguas limpias en diversos tonos de azul. En su corazón —geográfico y no— está la conservación de las tortugas, cuya sede es además acuario y centro de investigación. Luego habrá que hacer la caminata hasta Punta Cometa para ver la puesta de sol o enfilarse hacia la comunidad de Ventanilla para recorrer el estero en una lancha acechada por cocodrilos. Ahí mismo, una especie inesperada, los venados, también espera su momento de gloria.

turismo_premium

   

Sol y playa

 

Hay destinos muy turísticos y destinos de lujo. Mazunte no encaja en ninguna de estas dos descripciones: es un destino casi virgen que sin embargo ofrece, además de absoluta relajación y privacidad asegurada, cierto sentido del buen gusto para sibaritas cansados de las multitudes pero que tampoco están dispuestos a ceder en comodidades. Casi todo son cabañas y casas familiares en renta, pero existen opciones intermedias. El adobe y los techos de palma son la norma, y los baños a jicarazos se compensan con masajes y atardeceres únicos.

turismo_premium