SANTA FE DE LA LAGUNA

Sentarse en la plaza a contemplar la vida local es un placer: las mujeres ataviadas con trajes regionales, los feligreses entrando y saliendo de la iglesia colonial, así como el trajín de los puestos de verduras y flores. En este pueblo, Vasco de Quiroga fundó el primer hospital del estado, y hoy aún se conservan y exhiben algunos objetos que le pertenecieron al ilustre clérigo. Por años se ha trabajado la alfarería vidriada, y las piezas son casi tan bellas como la experiencia de platicar con quienes las fabrican.

Actividades

Arte popular

 

Siguiendo la tradición de especialidad artesanal de la zona del Lago de Pátzcuaro, Santa Fe de la Laguna se ha volcado, tradicionalmente, al trabajo del barro. Entre las técnicas de renombre perfeccionadas por los artesanos de Santa Fe se cuentan la alfarería vidriada negra y la alfarería bruñida, que más allá de la destreza profesional destacan por su impactante belleza. No obstante esta predilección por la cerámica, en el pueblo también se pueden encontrar preciosos textiles y piezas de vestido típicas de la región.

turismo_premium

Comunidades tradicionales

 

En la actualidad Santa Fe se destaca por el fuerte soporte que encuentra en sus mujeres para el funcionamiento del pueblo. La intensa migración de los varones a Estados Unidos ha propiciado que estas orgullosas purépechas, a las que siempre vemos ataviadas a la usanza tradicional, asuman progresivamente la responsabilidad. Sin embargo, esto no quiere decir que lo mejor de sus costumbres haya cambiado: todavía hoy la versión más íntima ?la más emotiva? del afamado Día de Muertos michoacano sucede en este apacible lugar.

turismo_premium

 

Tesoros de México

 

Santa Fe de la Laguna es una pequeña joya histórica en las márgenes del lago de Pátzcuaro. Don Vasco de Quiroga instaló aquí, promediando el siglo XVI, la primera de las ?huataperas?, ese interesante concepto de hospital y centro comunitario que impulsó la evangelización de Michoacán. A un costado de La Huatapera tenemos la vieja iglesia que alberga, hecho de una sola pieza, un Cristo en madera tallada de tres metros de alto. En ese espíritu y muy visualmente Santa Fe es un regalo de otra época en la ribera del lago.

turismo_premium

 

Grupos de Gestión
Agencias de Viajes